lunes, 20 de marzo de 2017

CHEESECAKE DE OREO

Ya he pillado carrerilla de nuevo con las recetas.... y creo que esto hay que agradecérselo a mis niñas del grupo F (F, de fabulosas, por supuesto), que son las que me animan a llevar cositas ricas pa las guardias.
Esta tarta es una variante de la tarta de queso al estilo de NY, también inspirada en el libro de Alma Obregón. En mi casa gusta más ya que muchos de ellos parecen haber desarrollado una alergia a todo elemento rojo dulce, llámalo fresa, frambuesa o nata teñida de rosa, da igual. 
Lo bueno de esta tarta es que es muy fácil y rápida de hacer y apenas necesitas instrumentos reposteros. Lo malo es el tiempo de horneado, más de 1 hora, por lo que recomiendo hacerla el día antes y dejarla toda la noche en el frigorífico (estará mucho más buena).






INGREDIENTES (para un molde redondo de unos 20 cm)

Para la base:
-150 g de galletas oreo trituradas
-70 g de mantequilla sin sal derretida
-50 g de azúcar

Para el relleno:
-250 g de queso mascarpone
-500 g de queso crema
-180 g de azúcar granulado
-3 Huevos talla L
-2 cucharadas de harina normal
-100 ml de nata para montar
-1 cucharadita de esencia de vainilla
-7-8 galletas oreo troceadas

Para la cobertura:
-100 g de chocolate negro
-100 ml de nata para montar
-Fideos de chocolate para la decoración.

PREPARACIÓN:

Comenzamos con la cobertura. Mezclamos las galletas trituradas con la mantequilla derretida y el azúcar y cubrimos el fondo del molde presionando bien para que quede compacto. Reservamos en el frigorífico.
Para el relleno, batimos en primer lugar los dos tipos de queso con el azúcar y la harina, a velocidad lenta, hasta que la mezcla sea homogénea (yo lo hago en Thermomix con la mariposa a velocidad 2). Añadir los huevos uno a uno como en recetas anteriores. Una vez que estén integrados, añadimos la nata y la vainilla y volvemos a batir, siempre a velocidad lenta. Por último agregamos las oreos troceadas y removemos con la espátula. Vertemos la mezcla en el molde y metemos en el horno (previamente calentado), 15 minutos a 180º calor arriba y abajo (sin aire). Luego bajamos la temperatura a 120º y dejamos unos 70-80 minutos. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego al frigorífico.
Para la cobertura, troceamos el chocolate y lo echamos en un bol. Ponemos la nata a calentar en un cazo. Una vez que comience a hervir vertemos sobre el chocolate troceado y dejamos reposar 1 minuto. Posteriormente removemos hasta que obtengamos una crema homogénea. Dejamos enfriar 1 hora más o menos a temperatura ambiente y cubrimos la tarta.



Podéis decorarla con fideos de chocolate pero también queda muy mona con nata montada y galletas oreo mini por encima.  ¡Como más os guste!



lunes, 6 de marzo de 2017

TARTA SAN MARCOS

La receta que os traigo es sin duda una de mis tartas favoritas. Muy conocida por todos, la podéis adquirir fácilmente en cualquier pastelería (por lo menos en Granada!). Pero... para qué comprarla si podéis hacerla vosotros mismos?? Venga, animaos!!! parece complicada pero es muy pero que muy fácil de hacer.
versión año 2017




La hice por primera vez el año pasado para el cumple de mi hijo Javier, que es un apasionado de la nata y la trufa de chocolate, y les encantó a todos.  Este año la ha vuelto a pedir así que donde manda patrón....

versión año 2016



Para el que no lo sepa, la tarta San Marcos está formada por tres capas distintas: nata montada, trufa de chocolate y crema de yema por encima, alternadas con bizcocho genovés.

Aquí os dejo una foto del corte en la que se aprecian las tres capas... Y mi Tere al fondo hinchándose de tarta (la suya y la que no se pudieron tomar sus hermanos)


El bizcocho es un bizcocho Genovés, que es el que se utiliza para hacer planchas de bizcocho y brazos de gitano. Yo suelo hacerlo con la Thermomix ya que resulta muy cómodo y sale bastante esponjoso. Si no os apetece hacerlo, podéis incluso comprarlo hecho y solamente tenéis que rellenarlo... vamos, más fácil no os lo puedo poner.
A la nata le añadimos el queso philadelpiha para darle más estabilidad al montarla, así si lo hacéis el día anterior os aguantará mucho mejor y no se os vendrá abajo.
Pues ahí va la receta

INGREDIENTES

(1) BIZCOCHO GENOVÉS (para 3 moldes de 20 cm, como siempre, utilicé  el de aluminio que venden en Mercadona)

-4 huevos tamaño L
-120 g de azúcar
-120 g de harina
-1 pizca de sal

(2) ALMÍBAR

-100  ml de agua
-100 g de azúcar
-Licor o aroma al gusto

(3)NATA Y TRUFA DE CHOCOLATE

-600 ml de nata para montar (mínimo 35% materia grasa)
-2 cucharadas soperas de queso crema tipo Philadelphia
-3 cucharadas soperas de azúcar
-2 cucharadas soperas de cacao puro sin azúcar (yo uso de la marca Valor)

(4) CREMA DE YEMA

-180 g de azúcar
-60 g de agua
-1 chorrito de zumo de limón
-Media cucharadita de extracto de vainilla (opcional)
-4 Yemas de huevo tamaño L
-10 g de harina de maíz (maizena)
-Azúcar para tostar
-Para decorar: Crocanti de almendras, fideos de chocolate, almendras laminadas y tostadas....

PREPARACIÓN.

Como siempre, comenzamos con el bizcocho genovés. Yo lo hago en la Thermomix. Ponemos la mariposa en las cuchillas y añadimos el azúcar y los huevos. Batimos 5 minutos temperatura 37º y velocidad 3 1/2. Una vez finalizado repetimos el proceso sin temperatura para añadir mas aire a la mezcla. Finalmente añadimos la harina tamizada y la sal y batimos unos 15 segundos a velocidad 1. Retiramos la mariposa y terminamos de mezclar con la espátula realizando movimientos envolventes para que no se baje. Dividimos la mezcla en los tres moldes previamente cubiertos con papel de horno, y metemos en el horno a 160º unos 10-15 minutos. Reservamos y dejamos enfriar en una rejilla.
A continuación preparamos el almíbar. Ponemos un cazo a calentar con el agua, el azúcar y el licor. Cuando comience a hervir, dejamos 2 minutos y reservamos.
Para preparar la nata y la trufa,  batimos toda la nata junto con el queso y el azúcar hasta que esté montada. Dividimos la mezcla en dos partes iguales y a una de ellas le añadimos el cacao en polvo batiendo un poco más hasta que se forme la trufa. reservamos en el frigorífico.
Por último,  la crema de yema. Ponemos en un cazo  el azúcar, el agua, el zumo de limón y la vainilla, y lo llevamos a ebullición. Dejamos cocer durante unos 5 minutos. Retiramos del fuego y dejamos templar unos minutos. En otro bol, batimos las yemas con la maicena y echamos el almíbar a la vez que vamos batiendo. Vertemos esta mezcla en el cazo y calentamos fuego suave sin parar de batir para que no se nos pegue, hasta que la crema de yema espese (yo tardé unos 10 minutos así que si veis que sigue líquida no desesperéis... terminará por espesar).

MONTAJE DE LA TARTA.

Reservamos parte de la  nata y de la trufa para la decoración. Sobre el plato o fuente donde va a ir presentada ponemos el primer bizcocho que almibaramos bien. A continuación una capa de trufa, otro bizcocho con su almíbar, una capa de nata montada y el tercer bizcocho almibarado que cubriremos con la crema de yema. Metamos en el frigorífico para que se enfríe y coja consistencia. Sobre la yema echamos azúcar y quemamos con un soplete (si no teneis soplete no pasa nada, está igual de buena). Finalmente decoramos al gusto. Yo cubrí los laterales con trufa y  fideos de chocolate y la nata la puse por encima con una manga pastelera.



Pues lo dicho... aunque parezca complicada por la cantidad de pasos a seguir, ya veréis como es muy sencilla, os la van a quitar de las manos!!!