miércoles, 24 de junio de 2015

TARTA O PIE DE CEREZAS

Bueeeenooo, llevo meses sin publicar nada pero me vais a perdonar en seguida ya que esta nueva tarta que os traigo es ES-PEC-TA-CU-LAR.
Aprovechando que estamos en tiempo de cerezas, una de mis frutas favoritas, y que Loli me trajo una caja extra para que hiciera una tarta, no me pude resistir a hacer esta receta que llevo bastante tiempo rondando.
Se trata de una tarta estilo "pie", que son las típicas tartas con una base de masa quebrada y fruta que vemos en las películas americanas... sí, si, esas que siempre se manga el oso Yogui en el parque de Yellowstone...esas que las amas de casa sacan a la ventana para que se enfríen....


La receta original la he sacado de un blog maravilloso llamado el invitado de invierno, recomendable al 100 %, tanto por sus recetas como explicaciones paso a paso y, sobre todo, fotografías.

Ayer me tocó currar de noche así que me la llevé al hospital y os aseguro que fue un éxito total. Se nos hizo un poquito más llevadera la noche de San Juan, que entre las hogueras y la fiesta del agua de Lanjarón, dejaron poca tregua.




Pues ya no me enrollo más, aquí tenéis la receta

INGEDIENTES

(1)MASA QUEBRADA

400 g de harina
250 g de mantequilla sin sal FRÍA
1 cucharada de azúcar
1/2 cucharadita de sal
100 g de agua helada
1 huevo batido para pintar

(2) RELLENO

800 g de cerezas deshuesadas
180 g de azúcar
las semillas de 1 vaina de vainilla
3 cucharadas de maizena

PREPARACIÓN

Un día antes, deshuesamos las cerezas y dejamos macerando con el azúcar y la vainilla toda la noche para que suelten su jugo.
Para preparar la masa quebrada yo utilizo la Thermomix. Metemos en el vaso todos los ingredientes en el mismo orden en que están puestos y programamos 15 segundos velocidad 6. Sacamos del vaso y formamos una bola con la masa intentando manipularla lo menos posible. Envolvemos con film transparente y dejamos reposar una media hora en el frigorífico. Posteriormente sacamos la masa y la dividimos en dos partes, una de ellas más grande que la otra. La más grande la usaremos para la base por lo que la extendemos con un rodillo y cubrimos el molde previamente engrasado y enharinado para que no se pegue, presionando en los bordes. Metemos el molde en el congelador una media hora. Para preparar la cubierta enrejada, extendemos la otra porción de masa dándole una forma rectangular y metemos en el frigorífico porque la masa es fácil manipularla estando fría y no a temperatura ambiente. Luego la sacamos y vamos cortando tiras con un cuchillo o cortapizzas.
Para el montaje, sacamos la base del congelador y le añadimos la mezcla de cerezas que previamente hemos mezclado con la maizena. Cubrimos con las tiras y pintamos con el huevo batido.
Más o menos nos tiene que quedar así:



Metemos la tarta en la parte inferior del horno precalentado a 200º (calor arriba y abajo y aire) unos 15 minutos. Posteriormente bajamos la temperatura a 180º y calentamos unos 30-40 minutos más.
Sacamos del horno y enfriamos en una rejilla.
Y yastá!! a hartarse de tarta, que está muy rica!!!



CONSEJOS

En este post tenéis miles de consejos para que la masa quebrada os salga buenísima.
Si os da pereza supongo que podeis comprar la masa quebrada ya hecha en el supermercado, pero seguro que no está tan rica.