jueves, 16 de noviembre de 2017

BOSTON CREAM CHEESECAKE


Sí, sé que el título asusta un poco... así en ingles...puedo entender que tiene algo de tarta de queso y crema. Pero lo de Boston como que no sé cómo meterlo en una receta de comida, la verdad.

El pastel de crema de Boston es el postre típico de Massachusetts y consiste en un bizcocho relleno de pudin de vainilla o crema pastelera y cubierto con un glaseado de chocolate. Sobre esta base, los americanos han creado muchas variedades, como son lo donuts de crema de Boston, ó incluso la versión tarta de queso ó cheesecake.




Esta receta la encontré bicheando en un blog americano y va aún mas allá. Se compone de 4 capas: bizcocho de vainilla, tarta de queso, pudin de vainilla y ganaché de chocolate. Aunque tanto el título como las 4 elaboraciones os echen para atrás os recomiendo que os atreváis a hacerlo ya que no es nada complicado y no requiere ninguna técnica especial.
Para hacerlo he utilizado un molde bastante grande y profundo, de unos 28 cm de diámetro. Podéis también hacerlo en una fuente rectangular de horno.

SI OS FIJAIS SE PUEDEN VER MUY BIEN LAS CAPAS


INGREDIENTES

(1) PARA EL BIZCOCHO DE VAINILLA

-200 g de azúcar
-200 g de harina
-200 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
-3 huevos L
-1 sobre de levadura química
-120 ml de leche entera a temperatura ambiente
-1 cucharadita de esencia de vainilla

(2) PARA LA CAPA DE TARTA DE QUESO

-650 g de queso crema (no light!)
-200 g de azúcar
-3 huevos tamaño L
-60 ml de nata líquida para montar
-2 cucharaditas de extracto de vainilla

(3) PARA LA CAPA DE PUDIN DE VAINILLA

-1 Paquete de preparado para flan (Royal, Flanín El niño...)
-500 ml de leche entera
-4 cucharadas de azúcar

(4) PARA LA GANACHE DE CHOCOLATE

-100 g de chocolate puro Valor
-100 ml de nata para montar

PREPARACIÓN

En primer lugar, engrasamos el molde y preparamos el bizcocho según las indicaciones del victoria sponge cake (aquí el enlace). Ponemos la masa y metemos en el horno precalentado a 180º calor arriba y abajo durante 25 minutos. Sacamos del horno y dejamos enfriar 10 minutos fuera del horno.
Mientras se está haciendo el bizcocho, preparamos el cheesecake: batimos el queso crema con el azúcar hasta que estén integrados. Luego añadimos los huevos uno a uno, batiendo hasta que la mezcla sea homogénea. Por último agregamos la nata y la vainilla.
Echamos la mezcla de cheesecake sobre el bizcocho y calentamos una hora más. Una vez finalizado, dejamos enfriar 1 hora fuera del horno y luego al menos 4 horas en la nevera.
Para el pudin, sólo tenemos que seguir las instrucciones del paquete de flanín. En este caso usaremos sólo medio litro de leche y 4 cucharadas de azúcar. Vertemos la mezcla sobre el pastel y dejamos enfriar.
Y ya sólo nos queda preparar la ganaché de chocolate: ponemos la nata a calentar en un cazo y cuando comience a hervir, retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado. Dejamos reposar 1 minuto y luego removemos hasta mezclar. Cubrimos el pastel con la ganache, enfriamos y ya lo tenemos listo para servir.




jueves, 5 de octubre de 2017

TARTA SACHER

Hola a todos después de tanto tiempo! Hoy voy a publicar la receta de esta famosísima tarta típica de Austria, que clásicamente consiste en dos planchas de bizcocho separadas por una fina capa de mermelada de albaricoque y cubierta por un glaseado de chocolate.




En esta caso he utilizado la receta que publica Sandra Mangas en su precioso blog "La Receta de la Felicidad" (http://www.larecetadelafelicidad.com/2015/11/tarta-sacher.html). La única variación con respecto a la receta original es que he utilizado mermelada de frambuesa en lugar de la de albaricoque y la verdad es que el resultado fue espectacular.
Las fotos no están muy conseguidas porque las hice directamente de la mesa del despacho de Observación (era el cumple de María y había que celebrarlo, aunque fuera en el hospital...).

Pues ahí va la receta, os la recomiendo al 100%, todos los que la cataron os lo pueden asegurar, y además no es muy complicada.

INGREDIENTES

Para un molde redondo de unos 20 cm.

(1)BIZCOCHO:

-6 huevos tamaño M o 4 tamaño L
-200 g de azúcar
-150 g de mantequilla a temperatura ambiente
-150 g de chocolate negro, 55% cacao (yo uso el de la marca Valor)
-150 g de harina bizcochona
-50 g de almendras molidas


(2)RELLENO:

-200 g de mermelada de frambuesa de buena calidad (yo uso La vieja fábrica)

(3)CUBIERTA DE CHOCOLATE:

-200 g de chocolate negro de cobertura 55% cacao
-200 ml de nata para montar
-50 g de mantequilla

PREPARACIÓN

Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo. Comenzamos con el bizcocho.
Fundimos el chocolate con la mantequilla en el microondas o al baño maría y dejamos templar. Por otro lado, batimos los huevos con el azúcar hasta que tripliquen su volumen (en la Thermomix, unos 10 minutos con la mariposa a velocidad 3). Añadimos el chocolate fundido y removemos hasta integrar. Por último añadimos la almendra molida y la harina y mezclamos con una espátula. Vertemos la masa en el molde previamente engrasado y enharinado y metemos en el horno unos 45 minutos. Dejamos enfriar unos 10 minutos y desmoldamos bocabajo en una rejilla (así la parte más perfecta del bizcocho, que es la de abajo, quedará arriba y el resultado será mejor). Una vez frío, abrimos el bizcocho por la mitad.
Calentamos la mermelada  y la repartimos por una de las mitades del bizcocho (al estar caliente, será más fácil extenderla). Cubrimos con la otra mitad.
Por último preparamos la cobertura de chocolate. Ponemos la nata a calentar y, cuando comience a hervir, la retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado dejándolo 1 minuto reposar. Posteriormente añadimos la mantequilla y removemos la mezcla hasta que esté homogénea.

MONTAJE

Ponemos el bizcocho relleno sobre una rejilla o un cuenco de diámetro inferior a la tarta y la bañamos con la ganaché de chocolate. De este modo el chocolate sobrante cae por los laterales de la tarta. Si ponéis debajo una bandeja o papel de hornear no se manchará nada.



La tarta a medio "catar"

CONSEJOS

-Si no la vais a consumir en el momento hay que conservarla en el frigorífico, porque la cobertura tiene nata.
-La receta auténtica de tarta Sacher tiene una cobertura sin nata (sólo chocolate, azúcar y agua) así que si omitís la nata la podéis dejar a temperatura ambiente. Personalmente me gusta más la ganaché de chocolate como cobertura porque está más suave.





jueves, 6 de abril de 2017

TARTA DE CREMA PASTELERA Y FRUTOS ROJOS


Sin duda esta es una de mis tartas favoritas. Puede parecer difícil pero no lo es. No necesitas hacerla de un día para otro, con que dé tiempo a que se enfríe la cama pastelera es suficiente. Otra pega que quizá le podéis poner es la de los ingredientes... ¿y ahora donde encuentro yo frutos rojos? Pues no! porque ahora en Mercadona también los venden (insisto en que Mercadona debería darme alguna paguica por la publicidad).
Pues nada, que no hay excusa, que ya estais tardando en poneros manos a la obra. Vuestros comensales os lo agradecerán.




La tarta está compuesta por una base para la que yo he utilizado mi receta básica de galletas para decorar, y un relleno de crema pastelera, que yo he hecho con la thermomix, pero vamos, que podéis utilizar cualquier receta. Por encima, como se ve en la foto, le he puesto frutos rojos y he rellenado los huecos con merengue suizo que me había sobrado de otra tarta (en su lugar podéis usar nata montada o rellenar los huecos con más frutos rojos).



INGREDIENTES

(1) Para la base:

120 g de azúcar glass
400 g de harina normal
240 g de mantequilla sin sal
1 huevo tamaño L
1 pizca de sal

(2) Para el relleno de crema pastelera:

100 g de azúcar
500 ml de leche
4 yemas de huevo
40 g de maicena
1 cucharadita de azúcar vainillado (o esencia de vainilla)
30 g de mantequilla

(3) Para la decoración:

Frutos rojos: arándanos, frambuesas y moras (o lo que más os guste)
Merengue suizo para rellenar los huecos (opcional)
Almíbar para pintar la fruta (50 g de azúcar, 50 ml de agua y una cucharadita de zumo de limón)


PREPARACIÓN


Para la base mezclamos todos los ingredientes en la Thermomix o robot de cocina similar, es suficiente con 20 segundos a velocidad 6. Envolvemos en papel film y dejamos reposar 30 minutos en la nevera. A continuación, estiramos la masa y forramos un molde previamente engrasado y enharinado. Es importante presionar bien los bordes para que al calentarse no suba la masa.  Calentamos en el horno a 180º calor arriba y abajo sin aire unos 15 minutos. Enfriamos sobre una rejilla.
Para la crema yo uso la thermomix pero también podéis hacerlo al modo tradicional.
Modo thermomix: ponemos en el vaso todos los ingredientes excepto la mantequilla y programamos 7 min 90º del 4. Agregar la mantequilla y programar 5 segundos vel 4. Retirar, tapar con film transparente y dejar enfriar.
Modo tradicional: separamos medio vaso de leche de los 500 ml y lo mezclamos con las yemas y la maicena. En un cazo ponemos a calentar el resto de la leche con la vainilla y el azúcar. Cuando rompa a hervir, lo retiramos y vamos añadiendo lentamente a la mezcla de las yemas a la vez que vamos batiendo con las varillas. Una vez que todo esté mezclado, vertemos en el cazo y calentamos a fuego medio sin parar de remover hasta que la mezcla espese. Una vez retirando el fuego añadimos la mantequilla y batimos. Dejamos enfriar cubierto con papel film.
Para el almíbar calentamos el azúcar con el agua y el limón. Dejamos hervir un par de minutos y reservamos.

Montaje de la tarta: cubrimos la base con la crema pastelera y decoramos con los frutos rojos. Por último, pincelamos los frutos con el almíbar para que queden brillantes.
Podemos rellenar los huecos con merengue o nata.
También podeis usar cualquier fruta... la que más os guste....






Ala chicas!!!! vamos a compensar!!!!

lunes, 20 de marzo de 2017

CHEESECAKE DE OREO

Ya he pillado carrerilla de nuevo con las recetas.... y creo que esto hay que agradecérselo a mis niñas del grupo F (F, de fabulosas, por supuesto), que son las que me animan a llevar cositas ricas pa las guardias.
Esta tarta es una variante de la tarta de queso al estilo de NY, también inspirada en el libro de Alma Obregón. En mi casa gusta más ya que muchos de ellos parecen haber desarrollado una alergia a todo elemento rojo dulce, llámalo fresa, frambuesa o nata teñida de rosa, da igual. 
Lo bueno de esta tarta es que es muy fácil y rápida de hacer y apenas necesitas instrumentos reposteros. Lo malo es el tiempo de horneado, más de 1 hora, por lo que recomiendo hacerla el día antes y dejarla toda la noche en el frigorífico (estará mucho más buena).






INGREDIENTES (para un molde redondo de unos 20 cm)

Para la base:
-150 g de galletas oreo trituradas
-70 g de mantequilla sin sal derretida
-50 g de azúcar

Para el relleno:
-250 g de queso mascarpone
-500 g de queso crema
-180 g de azúcar granulado
-3 Huevos talla L
-2 cucharadas de harina normal
-100 ml de nata para montar
-1 cucharadita de esencia de vainilla
-7-8 galletas oreo troceadas

Para la cobertura:
-100 g de chocolate negro
-100 ml de nata para montar
-Fideos de chocolate para la decoración.

PREPARACIÓN:

Comenzamos con la cobertura. Mezclamos las galletas trituradas con la mantequilla derretida y el azúcar y cubrimos el fondo del molde presionando bien para que quede compacto. Reservamos en el frigorífico.
Para el relleno, batimos en primer lugar los dos tipos de queso con el azúcar y la harina, a velocidad lenta, hasta que la mezcla sea homogénea (yo lo hago en Thermomix con la mariposa a velocidad 2). Añadir los huevos uno a uno como en recetas anteriores. Una vez que estén integrados, añadimos la nata y la vainilla y volvemos a batir, siempre a velocidad lenta. Por último agregamos las oreos troceadas y removemos con la espátula. Vertemos la mezcla en el molde y metemos en el horno (previamente calentado), 15 minutos a 180º calor arriba y abajo (sin aire). Luego bajamos la temperatura a 120º y dejamos unos 70-80 minutos. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego al frigorífico.
Para la cobertura, troceamos el chocolate y lo echamos en un bol. Ponemos la nata a calentar en un cazo. Una vez que comience a hervir vertemos sobre el chocolate troceado y dejamos reposar 1 minuto. Posteriormente removemos hasta que obtengamos una crema homogénea. Dejamos enfriar 1 hora más o menos a temperatura ambiente y cubrimos la tarta.



Podéis decorarla con fideos de chocolate pero también queda muy mona con nata montada y galletas oreo mini por encima.  ¡Como más os guste!



lunes, 6 de marzo de 2017

TARTA SAN MARCOS

La receta que os traigo es sin duda una de mis tartas favoritas. Muy conocida por todos, la podéis adquirir fácilmente en cualquier pastelería (por lo menos en Granada!). Pero... para qué comprarla si podéis hacerla vosotros mismos?? Venga, animaos!!! parece complicada pero es muy pero que muy fácil de hacer.
versión año 2017




La hice por primera vez el año pasado para el cumple de mi hijo Javier, que es un apasionado de la nata y la trufa de chocolate, y les encantó a todos.  Este año la ha vuelto a pedir así que donde manda patrón....

versión año 2016



Para el que no lo sepa, la tarta San Marcos está formada por tres capas distintas: nata montada, trufa de chocolate y crema de yema por encima, alternadas con bizcocho genovés.

Aquí os dejo una foto del corte en la que se aprecian las tres capas... Y mi Tere al fondo hinchándose de tarta (la suya y la que no se pudieron tomar sus hermanos)


El bizcocho es un bizcocho Genovés, que es el que se utiliza para hacer planchas de bizcocho y brazos de gitano. Yo suelo hacerlo con la Thermomix ya que resulta muy cómodo y sale bastante esponjoso. Si no os apetece hacerlo, podéis incluso comprarlo hecho y solamente tenéis que rellenarlo... vamos, más fácil no os lo puedo poner.
A la nata le añadimos el queso philadelpiha para darle más estabilidad al montarla, así si lo hacéis el día anterior os aguantará mucho mejor y no se os vendrá abajo.
Pues ahí va la receta

INGREDIENTES

(1) BIZCOCHO GENOVÉS (para 3 moldes de 20 cm, como siempre, utilicé  el de aluminio que venden en Mercadona)

-4 huevos tamaño L
-120 g de azúcar
-120 g de harina
-1 pizca de sal

(2) ALMÍBAR

-100  ml de agua
-100 g de azúcar
-Licor o aroma al gusto

(3)NATA Y TRUFA DE CHOCOLATE

-600 ml de nata para montar (mínimo 35% materia grasa)
-2 cucharadas soperas de queso crema tipo Philadelphia
-3 cucharadas soperas de azúcar
-2 cucharadas soperas de cacao puro sin azúcar (yo uso de la marca Valor)

(4) CREMA DE YEMA

-180 g de azúcar
-60 g de agua
-1 chorrito de zumo de limón
-Media cucharadita de extracto de vainilla (opcional)
-4 Yemas de huevo tamaño L
-10 g de harina de maíz (maizena)
-Azúcar para tostar
-Para decorar: Crocanti de almendras, fideos de chocolate, almendras laminadas y tostadas....

PREPARACIÓN.

Como siempre, comenzamos con el bizcocho genovés. Yo lo hago en la Thermomix. Ponemos la mariposa en las cuchillas y añadimos el azúcar y los huevos. Batimos 5 minutos temperatura 37º y velocidad 3 1/2. Una vez finalizado repetimos el proceso sin temperatura para añadir mas aire a la mezcla. Finalmente añadimos la harina tamizada y la sal y batimos unos 15 segundos a velocidad 1. Retiramos la mariposa y terminamos de mezclar con la espátula realizando movimientos envolventes para que no se baje. Dividimos la mezcla en los tres moldes previamente cubiertos con papel de horno, y metemos en el horno a 160º unos 10-15 minutos. Reservamos y dejamos enfriar en una rejilla.
A continuación preparamos el almíbar. Ponemos un cazo a calentar con el agua, el azúcar y el licor. Cuando comience a hervir, dejamos 2 minutos y reservamos.
Para preparar la nata y la trufa,  batimos toda la nata junto con el queso y el azúcar hasta que esté montada. Dividimos la mezcla en dos partes iguales y a una de ellas le añadimos el cacao en polvo batiendo un poco más hasta que se forme la trufa. reservamos en el frigorífico.
Por último,  la crema de yema. Ponemos en un cazo  el azúcar, el agua, el zumo de limón y la vainilla, y lo llevamos a ebullición. Dejamos cocer durante unos 5 minutos. Retiramos del fuego y dejamos templar unos minutos. En otro bol, batimos las yemas con la maicena y echamos el almíbar a la vez que vamos batiendo. Vertemos esta mezcla en el cazo y calentamos fuego suave sin parar de batir para que no se nos pegue, hasta que la crema de yema espese (yo tardé unos 10 minutos así que si veis que sigue líquida no desesperéis... terminará por espesar).

MONTAJE DE LA TARTA.

Reservamos parte de la  nata y de la trufa para la decoración. Sobre el plato o fuente donde va a ir presentada ponemos el primer bizcocho que almibaramos bien. A continuación una capa de trufa, otro bizcocho con su almíbar, una capa de nata montada y el tercer bizcocho almibarado que cubriremos con la crema de yema. Metamos en el frigorífico para que se enfríe y coja consistencia. Sobre la yema echamos azúcar y quemamos con un soplete (si no teneis soplete no pasa nada, está igual de buena). Finalmente decoramos al gusto. Yo cubrí los laterales con trufa y  fideos de chocolate y la nata la puse por encima con una manga pastelera.



Pues lo dicho... aunque parezca complicada por la cantidad de pasos a seguir, ya veréis como es muy sencilla, os la van a quitar de las manos!!!






miércoles, 24 de junio de 2015

TARTA O PIE DE CEREZAS

Bueeeenooo, llevo meses sin publicar nada pero me vais a perdonar en seguida ya que esta nueva tarta que os traigo es ES-PEC-TA-CU-LAR.
Aprovechando que estamos en tiempo de cerezas, una de mis frutas favoritas, y que Loli me trajo una caja extra para que hiciera una tarta, no me pude resistir a hacer esta receta que llevo bastante tiempo rondando.
Se trata de una tarta estilo "pie", que son las típicas tartas con una base de masa quebrada y fruta que vemos en las películas americanas... sí, si, esas que siempre se manga el oso Yogui en el parque de Yellowstone...esas que las amas de casa sacan a la ventana para que se enfríen....


La receta original la he sacado de un blog maravilloso llamado el invitado de invierno, recomendable al 100 %, tanto por sus recetas como explicaciones paso a paso y, sobre todo, fotografías.

Ayer me tocó currar de noche así que me la llevé al hospital y os aseguro que fue un éxito total. Se nos hizo un poquito más llevadera la noche de San Juan, que entre las hogueras y la fiesta del agua de Lanjarón, dejaron poca tregua.




Pues ya no me enrollo más, aquí tenéis la receta

INGEDIENTES

(1)MASA QUEBRADA

400 g de harina
250 g de mantequilla sin sal FRÍA
1 cucharada de azúcar
1/2 cucharadita de sal
100 g de agua helada
1 huevo batido para pintar

(2) RELLENO

800 g de cerezas deshuesadas
180 g de azúcar
las semillas de 1 vaina de vainilla
3 cucharadas de maizena

PREPARACIÓN

Un día antes, deshuesamos las cerezas y dejamos macerando con el azúcar y la vainilla toda la noche para que suelten su jugo.
Para preparar la masa quebrada yo utilizo la Thermomix. Metemos en el vaso todos los ingredientes en el mismo orden en que están puestos y programamos 15 segundos velocidad 6. Sacamos del vaso y formamos una bola con la masa intentando manipularla lo menos posible. Envolvemos con film transparente y dejamos reposar una media hora en el frigorífico. Posteriormente sacamos la masa y la dividimos en dos partes, una de ellas más grande que la otra. La más grande la usaremos para la base por lo que la extendemos con un rodillo y cubrimos el molde previamente engrasado y enharinado para que no se pegue, presionando en los bordes. Metemos el molde en el congelador una media hora. Para preparar la cubierta enrejada, extendemos la otra porción de masa dándole una forma rectangular y metemos en el frigorífico porque la masa es fácil manipularla estando fría y no a temperatura ambiente. Luego la sacamos y vamos cortando tiras con un cuchillo o cortapizzas.
Para el montaje, sacamos la base del congelador y le añadimos la mezcla de cerezas que previamente hemos mezclado con la maizena. Cubrimos con las tiras y pintamos con el huevo batido.
Más o menos nos tiene que quedar así:



Metemos la tarta en la parte inferior del horno precalentado a 200º (calor arriba y abajo y aire) unos 15 minutos. Posteriormente bajamos la temperatura a 180º y calentamos unos 30-40 minutos más.
Sacamos del horno y enfriamos en una rejilla.
Y yastá!! a hartarse de tarta, que está muy rica!!!



CONSEJOS

En este post tenéis miles de consejos para que la masa quebrada os salga buenísima.
Si os da pereza supongo que podeis comprar la masa quebrada ya hecha en el supermercado, pero seguro que no está tan rica.


martes, 24 de marzo de 2015

TARTA BANOFFEE

O lo que es lo mismo: tarta de plátano y toffee.

Es una tarta muy famosa en el recetario americano y también muy sencilla de hacer. Hay multitud de variedades, con la base de masa quebrada, bizcocho o galletas. Versión tarta de capas, cupcakes...Se le puede poner dulce de leche en el relleno e incluso una crema de caramelo hecha con puré de plátano.


La versión que yo os traigo tiene una base de galletas trituradas con mantequilla a la que he añadido fideos de chocolate (aunque en la foto no se aprecian mucho). A continuación, una capa de plátano en rodajas finas, el relleno de toffee casero, otra capa de plátano y nata montada con virutas de chocolate.

Las fotos no están muy conseguidas porque tuve que hacerlas deprisa y corriendo con el móvil (llegábamos tarde!!) Y sí, ya lo sé, falta la foto del corte

El resultado... buenísimo





Ahí va la receta

INGREDIENTES (Para un molde redondo de unos 20-22 cm de diámetro)

(1) BASE

250 g de galletas Digestive o María
120 g de mantequilla sin sal derretida
1 paquete pequeño de fideos de chocolate

(2) RELLENO

3-4 plátanos maduros cortados en rodajas finas
100 g de azúcar moreno
100 g de mantequilla sin sal
1 lata de leche condensada de 397 g

(3) COBERTURA

400 ml de nata para montar
2 cucharadas soperas de queso crema (tipo Philadelphia)
2 cucharadas soperas de azúcar granulado
Virutas de chocolate para decorar

PREPARACIÓN

Para la base trituramos las galletas y mezclamos con la mantequilla derretida y los fideos de chocolate. Forramos el molde con la mezcla y metemos en el frigorífico.


A continuación, preparamos el toffee. En una sartén antiadherente calentamos a fuego medio la mantequilla con el azúcar moreno, removiendo continuamente. Cuando se disuelva añadimos la leche condensada  y llevamos a ebullición, sin parar de remover. Dejamos hervir 1 minuto más  y reservamos.
Montamos la nata con el azúcar y el queso.

MONTAJE DE LA TARTA

Sobre la base de galletas ponemos una capa de plátano en rodajas y encima la capa de toffee.


Volvemos a cubrir con plátano, así:


Por último, añadimos la nata montada y las virutas de chocolate